¿Qué es la ortodoncia? ¿Qué clases de ortodoncia hay?

¿Quieres saber qué es la ortodoncia ? La ortodoncia no es más que un tratamiento odontológico que consiste en corregir los defectos y las irregularidades de posición de los dientes. De hecho, esta rama odontológica es capaz de corregir las alteraciones de la boca y de la mandíbula, así como la forma de las arcadas dentarias para una correcta masticación.

Es más, a pesar de lo que muchos puedan pensar, la importancia de la ortodoncia va más allá de la estética, ya que la boca es una parte fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo. La boca es el primer contacto que tiene el cuerpo con todo lo que ingerimos y que posteriormente formará parte del torrente sanguíneo.

¿A qué edad es recomendable la ortodoncia?

Según afirma la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO) no existe ninguna edad específica recomendada para que una persona se someta a un tratamiento ortodóntico. En realidad, lo que determina la idoneidad de un tratamiento de ortodoncia viene en la mayoría de los casos dado por molestias bucales derivadas de la mala colocación de las piezas dentales o bien por falta de estética, pero en ningún caso viene dado por la edad del paciente.

Sin embargo, según especialistas de la SEDO, a partir de los seis años de edad, cuando empieza a salir la dentadura definitiva, es recomendable que los niños acudan a visitas periódicas con el odontólogo, para que éste pueda realizar un diagnóstico precoz si existe una mala colocación de los dientes o una maloclusión. De hecho, en el momento en el que el paciente tenga todas las piezas definitivas (a excepción de las muelas del juicio) se podrá colocar el aparato de ortodoncia más idóneo para su patología.

Clases de ortodoncia

Todos los aparatos de ortodoncia se clasifican en tres grupos:

  • Funcionales
  • Removibles
  • Fijosest
  1. ¿Qué es la ortodoncia Funcional?: la ortodoncia interceptiva o funcional es un tipo de ortodoncia que sirve para favorecer el crecimiento y desarrollo del hueso maxilar y la mandíbula, evitando futuras complicaciones y anomalías. La edad óptima para la colocación de este tipo de ortodoncia es hasta aproximadamente los 12 años de edad, ya que una vez que el crecimiento del niño finaliza, es mucho más complicado guiar la correcta colocación de maxilares y músculo mandibular.
  2. ¿Qué es la ortodoncia removible?: la ortodoncia removible es un tipo de ortodoncia que el paciente se puede quitar y poner para comer o para la higiene bucal diaria, pero que se fija a las piezas dentales y que el paciente debe llevar puesta el mayor número posible de horas. Este tipo de aparato se suele utilizar en pacientes que tienen una mordida cruzada, que su diente no encaja con el de abajo, para movimientos dentarios muy específicos etc.
  3. ¿Qué es la ortodoncia fija?: la ortodoncia fija, según la SEDO, es sin duda la mejor elección para el tratamiento de ortodoncia. Como su propio nombre indica, es un tipo de ortodoncia que va anclada a los dientes y que, por sus características, resultan más prácticos, más útiles y más rápidos, aunque para el paciente, estéticamente sea el más feo y el más doloroso.

Las ortodoncias fijas permiten llevar a cabo cualquier tipo de movimiento dentro de la cavidad bucal (rotaciones del diente, movimientos laterales…), tanto de los dientes como de la mandíbula. Para que este tratamiento sea efectivo, el odontólogo colocará los llamados brackets sobre cada una de las piezas dentales, y éstos se unirán mediante unos arcos metálicos. Las visitas periódicas al dentista (normalmente mensuales), permitirán comprobar y rectificar la colocación de los dientes.

Dependiendo de la zona en la que el ortodoncista coloque los brackets existen dos modalidades:

  • Brackets externos: son aquellos que se colocan en la cara externa de los dientes por lo que son a todas luces visibles.

A pesar de que podemos encontrar los brackets externos de distintos materiales, los brackets metálicos son los utilizados con mayor frecuencia, especialmente en el caso de niños y adolescentes, debido, en gran medida, a que son los más económicos. Sin embargo, existen también otro tipo de brackets externos que se denominan brackets estéticos, llamados así porque son menos visibles al estar fabricados con materiales plásticos, como la cerámica o el zafiro.

  • Ortodoncia Lingual: en este caso los brackets se colocan en la cara interior de la arcada dental, quedando libre la superficie externa de los dientes y haciéndose inperceptible.

Por eso, la ortodoncia lingual resulta la opción más adecuada para aquellas personas que renuncian a la ortodoncia por que no desean utilizar los brackets externos por una cuestión de estética.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies + info sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies