Piercing en la lengua, ¿estropea los dientes?

En el mundo de la estética urbana todo vale. Cada día más gente joven (y no tan joven) decide adornar cada rincón de su cuerpo con piercings, tatuajes etc, y la boca no se escapa de esta tendencia que nos acompaña desde hace varias décadas. Pero… He aquí la pregunta que muchos se hacen: y el piercing en la lengua, ¿estropea los dientes?

Pues bien, del mismo modo que sucede con los piercing que muchos optan por colocarse en labios o mejillas, debes de saber que llevar piercing en la lengua conlleva una serie de riesgos para tu salud y para tus dientes que debes conocer y sopesar antes de tomar la decisión definitiva.

Por su parte, a la pregunta de si el piercing en la lengua estropea los dientes, la respuesta es un rotundo sí. Por un lado, la presencia de un piercing en la lengua puede producir enfermedad periodontal, es decir, las personas con grandes piercing en la lengua tienen más riesgo de sufrir enfermedades de las encías, puesto que al golpear éste contra el tejido periodontal, les provoca heridas y su recesión, lo que puede comportar dientes sueltos e incluso llegar a perderlos.

Además, los piercing en la lengua pueden también dañar las piezas dentales en sí, ya que los repetidos  golpes contra ellos, sobre todo contra los dientes anteriores, pueden terminar rompiéndolos. De hecho, hay varios estudios que aseguran que aproximadamente la mitad de las personas que llevan un piercing en la lengua durante cuatro años o más, han sufrido la rotura parcial de algún diente e incluso su pérdida.

 

Contraindicaciones para la salud oral del piercing en la lengua

 

Además de que, como acabamos de ver, el piercing en la lengua estropea los dientes, Éste colocado tanto en la lengua como en otras zonas de la boca, puede llegar a provocar:

  • Infecciones: La herida que produce el piercing en la lengua unido a la gran cantidad de bacterias que ya de por sí existen en la boca, multiplica el riesgo de padecer infecciones orales que, debido a la presencia del piercing pueden complicarse.
  • Daño de nervios o sangrado: La colocación del piercing puede dañar el nervio lingual. Esto significa que se puede llegar a perder la sensibilidad en la zona en la que está colocado el piercing e incluso perder parte de la movilidad. Si por el contrario se perforan algunos vasos sanguíneos, puede provocar un sangrado continuo.

 

Contraindicaciones para la salud general del piercing en la lengua

 

Por si todo este reguero de contraindicaciones tanto para los dientes como para la salud oral no fuera suficiente, debes también saber que un piercing en la lengua puede acarrear complicaciones para la salud general de quien los lleva, e incluso para las personas que mantengan con ellos un contacto más íntimo. Y es que, este tipo de adornos colocados en la cavidad oral pueden provocar dolencias tan graves que el hecho de que el piercing en la lengua estropea los dientes es casi lo de menos.

  • Transmisión de enfermedades: El piercing oral es un factor de riesgo potencial de transmisión de herpes y hepatitis B y C.
  • Endocarditis: Debido a la herida que se forma en el lugar en el que se coloca el piercing, bien sea lingual o en cualquier zona de la boca, existe la posibilidad de que las bacterias entren en el sistema circulatorio, viajando hasta el corazón y provocando endocarditis, es decir,  una inflamación del corazón y sus válvulas, en personas con problemas cardíacos que pueden no haber sido diagnosticadas.
  • Reacción alérgica al metal: Una reacción hipersensible, llamada dermatitis, puede ocurrir en personas susceptibles.
  • Atragantamiento: Si el piercing se suelta dentro de la boca puede haber peligro de asfixia o atragantamiento., Además, en caso de que te lo tragues, puede lesionar el sistema digestivo o los pulmones.

Pero si aun sabiendo que el piercing en la lengua estropea los dientes y conociendo todas estas contraindicaciones decides seguir adelante, te recomendamos que sigas estos sencillos consejos para evitar males mayores:

  • Si desde que llevas el piercing en la lengua no has visitado tu clínica dental, contacta con tu dentista para que pueda comprobar que todo va correctamente y que no existe  ningún síntoma de infección.
  • Mantén el piercing siempre limpio utilizando un enjuague bucal después de cada comida.
  • Intenta evitar el choque del piercing con los dientes. Ten cuidado con el piercing al hablar y al comer, sobre todo los primeros días, hasta que te hayas acostumbrado a su presencia.
  • Comprueba que el piercing está en perfecto estado cada cierto tiempo para evitar que se deteriore o te lo tragues.
  • Cuando hagas deporte, simplemente quítatelo.
  • Mantén una perfecta higiene oral si no quieres exponerte a gingivitis o a las infecciones: cepíllate los dientes dos veces al día y utiliza el hilo dental por la noche.

En resumen, el piercing en la lengua estropea los dientes, puede dañar tu salud oral y también tu salud general, pero si aun así decides llevarlo, acude periódicamente al dentista y mantén una escrupulosa higiene oral.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies + info sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies