Flemón en las encías: ¿qué es y cómo se trata?

Todos alguna vez hemos tenido en la boca un flemón o, al menos, hemos conocido el caso de alguna persona cercana que lo ha padecido en uno u otro momento de su vida. Por eso, sabemos que pueden llegar a ser muy molestos y muy dolorosos pero… no todos sabemos qué es y como se trata el temido flemón en las encías.

 

¿Qué es un flemón?

El flemón dental o absceso es una inflamación del tejido blando localizado en la encía de un diente o molar. El flemón en las encías se manifiesta cuando una infección bacteriana llega a la raíz dental, produciendo un depósito de pus en dicha zona.

Las causas principales que llegan a originar un flemón dental son las caries no tratadas, la periodontitis o los traumatismos graves como los que llegan a provocar la rotura de una pieza.

 

SÍNTOMAS DE UN FLEMÓN EN LAS ENCÍAS

El flemón en las encías es una de las dolencias orales que ocasionan síntomas inequívocos y muy fáciles de detectar.

  • En primer lugar, el flemón dental es una patología muy dolorosa y el dolor es, por tanto, el primer síntoma de las personas que lo padecen. Suele empezar con una ligera molestia en la masticación, y puede llegar a avanzar rápidamente hacia la garganta o el oído, haciendo el dolor insoportable.
  • El absceso o flemón en las encías aumenta también la sensibilidad dental al beber o comer alimentos a temperaturas extremas.
  • Otro de los síntomas característicos de padecer un flemón en las encías es la halitosis y un sabor de boca muy desagradable, debido al pus que contiene el flemón y a las bacterias de la infección.
  • Además, un flemón en las encías siempre va acompañado de inflamación y enrojecimiento de los ganglios de oreja y cuello, y en muchos de los casos va acompañado de fiebre.

 

¿Cómo se trata el flemón en las encías?

Como sucede con casi todas las patologías dentales, la prevención es la mejor opción para evitar su aparición. Lo más adecuado para intentar evitarlo es una correcta higiene oral y no saltarse las revisiones periódicas con el dentista. Pero si aun así el flemón dental hace su aparición y no puede evitarse, el odontólogo, tras su diagnóstico, pautará al paciente antiinflamatorios para paliar el dolor y la inflamación, y antibióticos que acaben con la infección que ha provocado el flemón en las encías. Una vez que se haya tratado el flemón, es muy importante arreglar la dolencia que lo haya generado: bien una caries que se ha complicado, bien una periodontitis o bien una fractura dental.

 

Algunos remedios caseros para el flemón en las encías

Para eliminar por completo un flemón de tus encías, es totalmente necesaria una visita a tu dentista, quien te pautará el tratamiento más adecuado para terminar con la infección. Sin embargo, mientras acudes a esa visita y para paliar el dolor tan intenso que provoca el flemón, vamos a darte algunos remedios caseros que podrías utilizar:

  • Uno de los remedios caseros más efectivos que existen para paliar el terrible dolor  y la inflamación que produce un flemón en las encías es aplicar sobre él un algodón con sal y bicarbonato. Con esto, conseguiremos reducir la inflamación puesto que drenaremos el pus. Este remedio puede mantenerse sobre el flemón durante horas.
  • Otro de los remedios más efectivos que existen es el té negro. Éste tiene propiedades que además de drenar el pus, ayudarán a eliminar la infección que lo ha originado. Para utilizar el té negro para reducir las molestias de un flemón en nuestras encías, bastará colocarse una bolsita seca de éste sobre la zona afectada. Podrás mantenerlo ahí durante horas e incluso toda la noche mientras duermes.
  • Por último, es también beneficioso realizar enjuagues bucales con agua oxigenada o aceite esencia de árbol de té mezclada con agua, ya que éstos conseguirán reducir la inflamación.

Debemos aclarar que, debido a las particularidades de un flemón dental, es posible que éste se rompa y como consecuencia salga todo el pus. A pesar del mal sabor de boca, éste hecho no es perjudicial, al contrario, puede hacer que la presión y el dolor se reduzcan, aunque nunca es recomendable hacer una presión exagerada para conseguir romperlo nosotros mismos, ya que si lo hacemos podemos provocar que la infección se extienda por otras zonas de la boca y además que aumente el dolor. Para terminar, hemos de aclarar que aún teniendo un flemón en las encías, es de vital importancia continuar con el cepillado dental diario y exhaustivo y acudir lo antes posible a nuestro dentista.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
20 diciembre 2017|Temas: , , , , , |

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies + info sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies