El blanqueador dental natural que no daña los dientes

A día de hoy, en pleno siglo XXI, quien más y quien menos intenta cuidar su salud dental y mantener su dentadura lo más blanca y alineada posible. De hecho, los tratamientos de blanqueamiento en las clínicas dentales son de los más demandados. Si eres una de esas personas que quiere lucir siempre una sonrisa perfectamente blanca y buscas un método que complemente tu blanqueamiento dental profesional, aquí te contaremos como fabricar y aplicar un blanqueador dental natural que no daña los dientes.

En primer lugar, queremos aclarar que existen muchas formas caseras de conseguir unos dientes más blancos, pero muchos de ellos, a la larga, conseguirán dañar el esmalte de tus dientes, y por tanto conseguirán que toda tu dentadura tenga un aspecto transparente muy poco saludable, e incluso llegando a producirte sensibilidad dental. Remedios caseros con zumo de limón, bicarbonato, carbón activado etc, pueden blanquear los dientes pero, si se usan a diario, pueden ser perjudiciales para nuestros dientes a largo plazo.

Sin embargo, el blanqueador dental natural que aquí te proponemos podrás usarlo diariamente y no daña los dientes, e incluso utiliza ingredientes que son altamente beneficiosos para tu salud dental y también para tu salud general.

Para fabricar tu propio blanqueador dental natural, debes adquirir aceite de coco y cúrcuma. La cúrcuma es una especia que se utiliza mucho en la cocina india y también en la medicina ayurvédica. Además de ser un potente blanqueante, tiene múltiples beneficios para nuestra salud, entre las que destacan sus propiedades antiinflamatorias y su acción antibacteriana, por lo que es perfecta para prevenir la gingivitis.

Es importantísimo que te asegures de que la cúrcuma que utilizas es 100% cúrcuma y nada más. Esto porque algunos establecimientos mezclan la cúrcuma con otros colorantes para reducir su precio, y si utilizas este tipo de mezclas para tu blanqueante dental, lo único que conseguirás es ensuciarlos más.Por su parte, el aceite de coco es un producto natural perfecto para lavarse los dientes, gracias a su gran poder bactericida. En contacto con nuestra saliva, el aceite de coco crea una emulsión que va a atrapar todos los gérmenes. Por eso, ambos ingredientes juntos y mezclados, conseguirán proporcionarte una salud oral de hierro a la vez que dejan tus dientes increíblemente blancos.

Preparación y uso

Para preparar tu blanqueador dental natural que no daña los dientes, debes mezclar en un recipiente una cucharada de aceite de coco y una cucharadita de cúrcuma natural (recuerda, 100% cúrcuma). Debes mezclar con mucho cuidado, ya que, paradójicamente, la especia, que es un potente blanqueante dental, mancha bastante la piel y las manchas de la ropa son muy difíciles de quitar. Después, basta con introducir el cepillo lo más seco posible en la mezcla, y cepillar con total normalidad durante dos minutos. Tras el cepillado, asegúrate de enjuagarte bien la boca con agua templada y, por supuesto, el cepillo de dientes.

Esta mezcla dura bastante tiempo en el recipiente en el que la hayas preparado, siempre y cuando te asegures de que al meter el cepillo éste está bien seco y no se deposita agua en el preparado, ya que es el agua la que puede estropear tu blanqueante natural que no daña los dientes. Como ya hemos señalado antes, este preparado puedes utilizarlo a diario, aunque es recomendable que hables antes con tu dentista.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (24 votos, promedio: 3,75 de 5)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies + info sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies